¿Por qué pago tantos impuestos?

Esta es la pregunta generalizada cada trimestre y por la que vamos a explicar de manera

sencilla dos modelos que siempre salen a pagar (o a cero) y que no se suele entender por qué: el 111 y 115 (modelos de retenciones de ingresos a cuenta).


Modelo 111. Rendimientos del trabajo y de actividades económicas, premios y determinadas ganancias patrimoniales e imputaciones de renta.

Este modelo es el más general ya que incluye los supuestos no recogidos en otros modelos de retenciones. En él se declaran e ingresan las retenciones trimestrales de las facturas de profesionales que hayas recibido, así como la de las nóminas de tus trabajadores.


Las facturas de compra de profesionales incluyen una retención (del 15% o del 7%), que es lo que se debe declarar aquí. El importe total a ingresar será la suma de todas esas retenciones.


Cuando pagas esas facturas a tu proveedor, habrás observado que pagas una cantidad menor, ya que se le ha restado el importe de la retención. Esto significa que estás actuando como un “mediador” de Hacienda, recaudando ese importe a tu proveedor, que posteriormente deberás pagar a la Administración a través del modelo 111. Lo mismo ocurre en el caso de las nóminas de tus empleados.


Ejemplo:


Factura nº1 del 1 de enero de 2023 del proveedor X.

Base: 1000 €

IVA 21%: 210 €

IRPF 15%: -150 €

Total: 1.060 €


Esos 150 € que se han retenido, son los que pagarás través del modelo 111. Nunca fueron tuyos, tan sólo los estabas recaudando a tu proveedor como mencionamos anteriormente.


Modelo 115. Rentas o rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos.

Este modelo incluye las facturas de alquileres por locales comerciales u oficinas, siempre que sean inmuebles urbanos.


Aquí se incluirán todas las facturas de alquiler que hayas tenido con una retención del 19 %.

En este caso el funcionamiento sería igual que en el caso anterior y el modelo te saldrá a pagar (o a cero si no has tenido alquileres) la suma de las cantidades de las retenciones de dichas facturas.


A estas dos declaraciones se le añaden los modelos anuales 180 y 190, que son informativos y recogen el resumen de los 4 trimestres presentados.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo